Santo Rosario por los NO nacidos

El 13 de octubre de 2004, el Papa Juan Pablo II bendijo el Rosario de los no nacidos en Roma.

Dios nos da la vida y Él es el único que nos la puede quitar, sin embargo, nosotros como humanidad intervenimos con este maravilloso regalo, dejando sin justicia a esos niños no nacidos. Por eso, para pedir por ellos, te compartimos este Rosario de los no nacidos, que no sólo llevará al Cielo a los que fueron abortados, sino también, a aquellos que nacieron, pero por enfermedad o por algún otro motivo, murieron al poco tiempo.

El Rosario de los no nacidos ha sido donado al mundo por la Virgen el 7 de octubre de 1997 como una herramienta de Amor y oración. Cada “Ave María” pronunciado con ese Rosario redimiría la vida inocente de un niño asesinado por el aborto. Nuestra Madre nos dice que, el Cielo está sufriendo inmensamente por este flagelo, que es un gran pecado contra la vida misma, el regalo más precioso que Dios hizo a los hombres, por eso, Ella nos invita a difundirlo sin miedo ni timidez. Jesús también nos invita a rezar con cruces hechas de lágrimas de sangre del Rosario de los niños no nacidos, para aliviar el sufrimiento de Su Corazón afligido y detener el brazo de la Justicia divina.

La Virgen, como María Refugio del Amor Santo, aparece rodeada de ángeles que oraban. Mostrando el Rosario de los niños no nacidos envuelto en una corona de oro, diciendo que esa era su Corona de Victoria contra el mal representado por el aborto y que es el deseo de Jesús que se difunda esa verdad.

Promesas: La Virgen María en el papel de Madre Dolorosa, dijo que cada “Ave María” pronunciado en ese Rosario redimiría la vida inocente de un niño asesinado por el aborto. El mismo Rosario, en virtud de su poder, borraría el dolor de ese acto pecaminoso de su Inmaculado Corazón.

Cronograma del evento (1)

Lunes
-